La película de imagen real de Akira recibe luz verde

Akira

The Variety informa que Warner Bros ha dado finalmente luz verde a la adaptación a imagen real del manga de Katsuhiro Otomo, ‘Akira’, el cual ya contó con una película de animación dirigida por el propio autor convertida por méritos propios en una obra de culto. La producción comenzará entre finales de febrero y principios de marzo y estará dirigida por el español Jaume Collett-Serra (‘Sin identidad’, ‘La huérfana’, ‘La casa de cera’) después de que Albert Hughes (‘El libro de Eli’, ‘Desde el infierno’) se saliese del proyecto por “diferencias creativas”.

Situado en Nuevo Manhattan, esta épica historia de ciencia ficción cyberpunk sigue al líder de una banda de motoristas que trata de salvar a su amigo, con capacdades psíquicas potencialmente destructivas, de los experimentos médicos realizados por el gobierno.

La reubicación de la trama de Neo Tokyo a Nueva York no sorprende a nadie. Tan solo crucemos los dedos para que no estemos frente a un nuevo ‘Dragon Ball: Evolution’. No pido más. No quiero una obra maestra (ya la tenemos), sino que me conformo con que no causen daños irreparables en nuestra memoria zonafandera colectiva.

El proyecto contará con 90 millones de dólares de presupuesto y entre los nombres asociados a él encontramos al productor Andrew Lazar (‘Jonah Hex’, ‘Space Cowboys’) y el guionista Albert Torres (‘El milagro de Henry Poole’), contratado el pasado año después de que pusieran de patitas en la calle al anterior equipo de guionistas formado por Gary Whitta, Mark Fergus y Hawk Ostby.

Vía | Variety

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en