‘La jungla: un buen día para morir’, la FOX se caga encima de McClane

La jungla V poster

1988. FOX estrena ‘La jungla de cristal‘ con un éxito de taquilla que casi triplica (sólo en Estados Unidos) el exiguo presupuesto de 28 millones de dólares de la cinta y da a luz al héroe por excelencia del cine de acción de los 80, el imperturbable John McClane.

1990. Sustituyendo al genial John McTiernan por el efectivo Renny Harlin, y al rascacielos por un aeropuerto, la productora presenta ‘La jungla 2. Alerta roja’, que con un presupuesto bastante más elevado (70 millones) se salda con 240 de recaudación mundial (117 millones en EEUU).

1995. McTiernan vuelve a tomar las riendas de la realización con una cinta que muchos siguen tachando como la mejor de la saga (aunque todos sepamos que ese título es, sí o sí, para la primera) pero la recaudación en yanquilandia (100 millones para 90 de presupuesto) pone en serias dudas la continuidad de la saga.

La jungla V I

Y entonces, el silencio. Un silencio que dura doce años hasta que en 2007, la productora decide que ya es hora de que una nueva generación conozca al héroe de la camiseta blanca y el Yippie-Ki-Yai. Se estrena entonces ‘La jungla 4.0’ un filme dignísimo con unas secuencias de acción capaces de cortar el hipo al más pintado que recauda a nivel mundial 383 millones de dólares (aunque en Estados Unidos la taquilla de 134 millones para los 110 de inversión no sea como para tirar cohetes).

Aunque en privado muchos sigamos deseando que McClane vuelva a la gran pantalla, la razón nos dice que ya está bien y que, como broche a las aventuras del personaje encarnado por Bruce Willis, la cuarta entrega funciona a la perfección. Desgraciadamente, la 20th Century Fox no opina igual y, llevados por un impulso al que no sabría como calificar a la luz de los resultados, da luz verde a una película que NUNCA DEBÍA HABER EXISTIDO.

Vamos, que si el titular no deja claro la basura cinematográfica que se ha perpetrado con ‘La jungla. Un buen día para morir’ y la anterior frase no os ha arrancado de cuajo las esperanzas que pudiérais albergar para con este esperado filme, confiemos en que las próximas líneas si lo hagan.

La jungla V II Parece que “mola”, ¿verdad? Pues no “mola” en absoluto

¿Guión? No existe. Tras uno de los peores comienzos que recuerdo haber visto en el cine en los últimos tiempos, el mal llamado libreto nos reserva una serie de escenas sueltas que parecen querer funcionar por acumulación y que se articulan a través de unos diálogos cuanto más ridículos, carentes de sentido o propiedad y menos adecuados al momento en el que se esputan, mejor.

¿Dirección? Sí claro, resulta que ahora a mover una cámara con un ojo puesto en el reloj y el otro en el talonario se le llama dirigir. “Po fale”. Pero vamos, que a John Moore se le deberían cerrar todas las puertas de Hollywood a la vez (¿cuántas señor, cuántas son las veces que repite el mismo puñetero recurso de la cámara enfocando un edificio desde lo alto y después baja el punto de vista a la calle? ¿cuántas?) y alguien en algún despacho de la Fox debería empezar a cuestionarse muy seriamente dimitir a la de YA.

¿Edición? ¿Edición? ¿Eso qué es? Ah, sí, lo que hace Paul Greengrass en las pelis de Bourne que monta planos super cortos y aún así se entiende lo que está pasando. No, aquí no hay nada de eso, circulen por favor. Aquí nos vamos a limitar a montar la peli murápido para que se note lo menos posible que el director no tiene ni pajolera idea de lo que hacer tras el objetivo y claro, así nos va el pelo.

La jungla V III

¿Interpretaciones? Veamos. El hijo de McClane enseña mucho brazo hipermusculado y pone cara de duro. La tipa buenorra enseña algo de cacho y vocifera bastante. Hay un malo, pero muere. Después está el malo de verdad, pero sale poco. Y después está el que parece bueno pero resulta que es malo y que cambia de semblante para hacer la transformación más creíble pero no hay Dios que se lo crea. Y por último Bruce Willis que hace de, bueno, Bruce Willis. Así que no, de los actores mejor no hablamos no vayamos a incurrir en algún insulto grave.

¿Qué me queda?…¿qué me queda?…¡ah, sí! ¡la música! Pues por una vez, y sin que sirva de precedente, tenemos a un Beltrami más inspirado de lo habitual que, eso sí, fusila cuantas más ideas de la partitura original de Kamen mejor para concretar un trabajo que se deja escuchar y no es lo estridente que se pudiera esperar de una cinta de acción de estos tiempos.

¿Ha quedado claro entonces? ¿Qué es lo que váis a hacer este fin de semana? Exacto, quedaros en casa y hacer un maratón con las cuatro películas anteriores. Señores de la Fox, habéis destrozado un mito de mi adolescencia. Por lo que a mi respecta, al igual que con Indiana Jones, ‘La jungla de cristal’ seguirá siendo, ahora y siempre, una tetralogía. A más ver.

FICHA TÉCNICA: La jungla. Un buen día para morir
  • Director: John Moore
  • Guión: Skip Woods
  • Intérpretes: Bruce Willis, Jai Courtney, Sebastian Koch
  • Género: Acción//97 minutos
La jungla V review

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en