La Guitarra Halcón Milenario [Frikada de la Semana]

Guitarra Halcón Milenario

Quizas no parezca gran cosa, pero tiene lo que hace falta, niño. Yo mismo he hecho algunas modificaciones especiales.

Lo mismo que Han Solo decía de su carguero coreliano, Travis S. lo puede decir de su guitarra eléctrica, que ha modificado para que la caja sea una réplica del Halcón Milenario. Suponemos que con un instrumento así puedes ganar cualquier concurso de bandas en menos de 12 parasegundos*.

Travis tardó apenas un mes en tenerla armada y en perfecto y completo funcionamiento. Y teniendo todos los materiales y tiempo libre, estima que una semana habría sido suficiente. Para ello utilizó una vieja réplica del Halcón hecha de plástico, sobre el que montó los elementos estructurales de la guitarra. Un bloque de madera de arce situada en el interior de la nave soporta la tensión del mástil sin afectar a la estética.

Para completar el efecto, ha añadido unos leds en la zona de los escapes, que aprovechan dos baterías instaladas una en el compartimiento original del juguete y otra en la puerta de carga. Claro, que a todo esto ayuda que el chico sea luthier aficionado, y no sea la primera guitarra eléctrica que construye.

Ahora trabaja en un bajo inspirado en El Señor de los Anillos, y ya ha realizado otras guitarras con estética steampunk para venderlas por eBay. Todo ello sin contar con la siempre útil ayuda de un mecánico wookie.

Supongo que es perfecta para actuaciones como la de Gnarls Barkley en los Premios MTV 2006

O para el karaoke Ewok que nos pasó la amiga Patchgirl…

PD. Sí, ya lo sé, “parsec” es una unidad de distancia…

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

full-bleed-1279314740.jpg
g2_500x375.jpg
g3_500x375.jpg
g4-1279323609_500x375.jpg
guitar1_500x375.jpg

Vía | Urlesque
Más información | No es un desfile de modelos
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en