‘Kick-Ass’, ¡ya hemos visto la peli y es tan gamberra y divertida como esperábamos!

kickass04.jpg

Qué bien se siente uno cuando después de ver una película compruebas que no sólo ha cumplido tus expectativas, sino que incluso las ha superado. Esto es lo que me ha ocurrido con la adaptación de ‘Kick-Ass’, un cómic que gracias al estilo cinematográfico de Mark Millar no parecía demasiado complicado de llevar a la gran pantalla, pero que requería ciertas cosas de su director, Matthew Vaughn, para que funcionara: primero, la firmeza para no descafeinar la historia a pesar de las exigencias del medio; y segundo, comulgar con el negrísimo humor del escocés para trasladarlo con fidelidad a la cinta. Afortunadamente, ambas cosas se han cumplido.

La película sigue el guión del cómic casi al pie de la letra, partiendo de la escena en que un aprendiz de superhéroe se lanza al vacío desde un rascacielos y termina estrellándose contra un coche. A continuación nos metemos de lleno en las peripecias de Dave Lizewski, interpretado por un Aaron Johnson al que el papel le sienta como un guante, especialmente cuando se enfunda en su traje verde de neopreno.

Una de las principales dificultades a la hora de hacer una película protagonizada por un héroe de tebeo es que las mallas coloridas le hacen parecer más un payaso que un superhéroe, de ahí que en muchas hayan tenido que cambiar el uniforme original. Pero aquí ese inconveniente se convierte en una virtud, ya que potencia el aspecto ridículo de Kick-Ass, algo que en el cómic no se percibe tanto. En ese sentido, la película supera al original y las primeras escenas en las que el prota se mete en líos, o simplemente cuando va paseando por la calle con su uniforme, son un descojone supremo.

kickass02.jpg

La carga de violencia no es tan excesiva como en el cómic, pero no penséis tampoco que se han cortado un pelo. No hay tanta sangre ni desmembraciones como en los dibujos de Romita Jr., pero os puedo asegurar que los golpes que recibe Kick-Ass (y los que consigue repartir ocasionalmente) duelen de verdad. Vaughn también ha conseguido enriquecer las escenas de peleas con una acertada elección de la banda sonora, con canciones ligeras y desenfadadas que contrastan con el salvajismo de estas secuencias (algo así como cuando suena Karina durante el tiroteo de ‘Acción Mutante’).

Otro acierto de la película es su visión de Big Daddy y Hit Girl. Me pareció divertidísimo que el primero lleve un traje muy parecido al de cierto héroe que todos conocéis, y por una vez, la elección de Nicolas Cage me ha parecido insuperable. En lugar del corpulento Big Daddy del cómic, Cage interpreta a un personaje un tanto enclenque y desquiciado que casa a la perfección con su limitado registro y su voz de faltarle algunos veranos. Y en lo que respecta a Hit Girl, todo lo que se puede decir son halagos. La jovencísima Chloe Moretz, con apenas 11 añitos, interpreta a una verdadera máquina de matar, malhablada y mortífera, que con sólo torcer el gesto ya hace que te cagues vivo. Su primera aparición es de hecho uno de los momentos más memorables del filme.

kickass01.jpg

Y en contraposición a ellos, los villanos tampoco se quedan cortos. Mark Strong interpreta al despiadado Frank D’Amico y Christopher Mintz-Plasse a su hijo, y a la postre Red Mist, cuyo aspecto de friki bobalicón y lo cutre de su disfraz lo convierten también en un personaje muy divertido.

Pocas pegas se le pueden encontrar a esta película, la verdad. Sí es cierto que en su recta final decae un poco el interés porque las desenfrenadas escenas de pelea toman el mando y pueden llegar a resultar un tanto excesivas. Claro que eso es algo de lo que también pecan los cómics de Millar, que en las últimas páginas tira la casa por la ventana y suele desembocar en una orgía de violencia que deja a Lobo a la altura de los Teletubbies.

kickass03.jpg

Su fidelidad al cómic está fuera de dudas, y encima lo enriquece en los puntos que he comentado antes. ¿Qué mas se puede pedir? Si acaso, que no cometan el error de hacer una secuela, porque lo interesante de Kick-Ass ya se ha contado aquí, y no veo cómo podrían hacer una nueva historia que ni caiga en los tópicos del género ni se repita descaradamente. Porque lo que ya tenemos aquí es una película 100% recomendable, llena de guiños pijameros y con una mala uva que la hace apta para cualquier amante de las comedias negras, aunque jamás le haya interesado la parafernalia de las capas y antifaces.

Próximamente, mi compi Alkar os ofrecerá un post en el que analizará más a fondo la relación entre el cómic y la película. ¡Estad atentos!

(Podéis leer otras opiniones, también bastante entusiastas, en Uruloki, No es cine todo lo que reluce, Aullidos.com y Blog de Superhéroes)

Ficha técnica

kickassreview.jpg

* Título: Kick-Ass
* Director: Matthew Vaughn
* Guión: Jane Goldman y Matthew Vaughn
* Intérpretes: Aaron Johnson, Nicolas Cage, Chloe Moretz, Mark Strong
* Fecha de estreno en España: 4 de junio de 2010

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en