‘Kick-Ass’: comparando la película y el cómic

Kick-Ass: Película vs. Cómic
*La adaptación cinematográfica de ‘Kick-Ass’* por fin llega a nuestros cines, con varios meses de retraso respecto a Estados Unidos. Para los que hemos tenido la suerte de verla ha sido más llevadero, pero claro, pocos afortunados estamos en ese grupo. Mi compañero Jaime Valero ya hizo una crítica sobre la película que suscribo punto por punto… pero él llegó sin haber leído el cómic. ¿Cómo de fiel es la adaptación de ‘Kick-Ass’? *¿Se disfruta de los cambios habiendo leído el cómic?*

Respuesta corta: *Sí, se disfruta, y mucho*. Respuesta no tan corta: oh, sí, cielo santo, qué gran adaptación, cómo se disfruta con ella. ¿Es una buena adaptación? Pues sí, lo es, a pesar de que incluye muchos cambios en cuanto a trama, motivaciones y desarrollo de personajes, final… Sí, parece demasiado, pero en su mayor parte *siguen el espíritu del cómic*, e incluso las aportaciones creadas para la película la engrandecen. Y los puntos clave de la historia están intactos.

*No voy a revelar nada de la película, pero sí del cómic*, así que si aún tienes pendiente leerlo, mejor espérate a la reseña que va a hacer Albertini en los próximos días, en el que obviando la película, se centrará únicamente en la obra de Millar y Romita Jr.

Kick-Ass: Hit Girl

Casi todo el tiempo es una adaptación fiel. . .

La cinta *abre con una escena del cómic*, la de un tipo con alas de metal rojizo arrojándose desde un edificio que hemos visto en tráilers. No es exactamente la primera escena del cómic, pero está plasmada de forma idéntica, viñeta por viñeta. Eso sí, la primera viñeta del cómic también ha sido trasladada a la película, sólo que tardarás algo más en verla. Es tan dolorosa como en el cómic, a pesar de que las pinzas de batería en los genitales han sido sustituidas por otro tipo de tortura.

Ese es el tipo de cambios que nos encontramos: *escenas en diferente orden, y pequeños giros* que se entienden perfectamente como requisito para que la misma historia funcione en un medio diferente.

Los momentos claves del cómic, y en concreto los más gamberros, están rodados con maestría para que no echemos en falta ni el bocadillo ni el borde de la viñeta. Así, *la entrada en escena de Hit-Girl es tan violenta y gore* como en el papel, y salvo un rebanado de cráneo, el resto de la masacre está intacto.

. . .con nuevos detalles para aprovechar el medio. . .

*Matthew Vaughn* ha sabido aprovechar las ventajas de las imágenes en acción para introducir aportes propios que en el cómic no tendrían tanta gracia, como referencias a series actuales y pasadas. El ejemplo más claro hay que agradecérselo (me cuesta decirlo) a *Nicholas Cage, que se luce imitando la voz de Adam West* en la serie clásica de Batman. Por desgracia, el doblaje hará que se pierda.

Kick-Ass: Red Mist

Quizás el peor cambio es *la relación que mantienen Katie y Dave*, que cobra más importancia que en el cómic. Reconozco que han sabido explotarlo, pues se crean nuevos momentos de tensión bien conseguidos, pero no me ha convencido.

También me resultó incómodo que *desde primera hora se pinta a Red Mist como un traidor*. De hecho, se nos cuenta el plan antes de que Chris se presente a Kick-Ass como Red Mist. Parece el típico insulto a la inteligencia del espectador que tanto parece gustarle a los directores americanos, pero para los que no han leído el cómic funciona bien en pantalla.

. . .y a veces es una historia alternativa

Eso sí, no les perdono la desaparición de cierta escena, que tiene como protagonista a Hit-Girl y que es mi favorita del cómic. Saltar esta escena de la *genial Chloë Grace Moretz* era una necesidad argumental, debido al final alternativo que ofrece la película, pero oye, si tu escena favorita no está, pues la echas en falta. Espero que esté entre las escenas eliminadas del DVD.

Kick-Ass: Hit Girl

Porque en realidad *la cinta parece una historia alternativa*. El grueso del argumento está calcado, pero hay momentos en los que traza una línea paralela, *que funciona a la perfección y con soltura*, tan bien como el cómic, pero simplemente diferente.

*Otros cambios menores entran dentro de lo aceptable* en ciertos momentos. No hay dosis de cocaína para mejorar las artes asesinas de Hit-Girl, pero sí hay un sustitutivo menos perjudicial para la salud e igualmente efectivo (y más comiquero). Red Mist y Kick-Ass entran en un edificio en llamas, pero por diferentes motivos e incluso intercambiado líneas de diálogo. El origen de Big Daddy es diferente (mejor o peor, según el gusto de cada uno). Incluso hay escena de sexo callejero… pero desde otro ángulo.

En general, es una gran adaptación. Como requiere el género, no esperes ver exactamente la misma historia. Pero ni mucho menos ha de entenderse esto como algo negativo: gracias a esos cambios, *’Kick-Ass’ en pantalla sorprende a los fans de ‘Kick-Ass’ en grapa*.

*Actualizado*: Hay algunos spoilers de la película y el cómic en los comentarios, pero por ahora están debida y claramente avisados.

En ZonaFandom | ‘Kick-Ass’, ¡ya hemos visto la peli y es tan gamberra y divertida como esperábamos!

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en