‘John Dies at the End’, comedia, terror y extravagancia

Nadie mejor que Don Coscarelli, creador de la saga de terror ‘Phantasma’ allá por el siglo pasado, para dar vida en la gran pantalla a la novela de terror psicodélico ‘John Dies at the End’ escrita por Jason Pargin (bajo el seudónimo de David Wong). Una historia acerca de una droga denominada Salsa de Soja que promete experiencias extracorporales a través del tiempo más allá de nuestra dimensión.

El problema es que algunos de los que regresan ya no son humanos, preparando silenciosamente una invasión desde otro mundo que solo un héroe sería capaz de detener. Lo que nosotros tenemos en su lugar es a John y a David, dos colegas que acaban de dejar la universidad y apenas son capaces de mantener un trabajo. ¿Podrán poner freno al horror que está por llegar y salvar a la humanidad? En vista del título, al menos uno de ellos no lo conseguirá.

‘John Dies at the End’ se estrenará en algún momento del próximo año aún por concretar y además de los protagonistas, Chase Williamson y Rob Mayes, atesora uno de mis actores secundarios preferidos de todos los tiempos (con perdón de John Turturro): Paul Giamatti.

John Dies at the End

Por cierto, estoy acostumbrado a que me digan que soy único sacando parecidos a la gente que nadie más es capaz de vez pero… ¿me estoy volviendo loco o Doug Jones es el hermano gemelo de Pete Docter (Pixar)?

John Dies at the End

Sitio oficial | John Dies at the End
Tráiler en HD | John Dies at the End

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en