James Clyne: Diseñando el futuro

James Clyne es ni más ni menos que el nexo de unión entre algunas de las películas de ciencia ficción más destacadas de los últimos tiempo (al menos en lo que a recaudación se refiere) al ser el responsable de muchos de los diseños conceptuales tras los que se construyen títulos como Minority Report, Inteligencia Artificial, X-Men 3: The Last Stand, The Fountain o Transformers (a la que pertenece la imagen sobre estas líneas).

Sus primeros trabajos para la industria del cine fueron en la delirante obra de Terry Gilliam, Miedo y Asco en Las Vegas, a las que le siguieron Instinto (esa en la que Anthony Hopkins hace de antropólogo loco), Titan A.E. (una infravalorada película de animación), Misión a Marte, Héroes fuera de Órbita (sobran los comentarios sobre esta divertidísima maravilla) y Mystery Men, parodias de la ciencia ficción y los superheroes respectivamente. En todas ellas su trabajo incluyó la elaboración de los diseños conceptuales de la ambientación, escenarios y vehículos, así como algún que otro matte painting.

Actualmente, Clyne está trabajando en la nueva película de Star Trek dirigida por J.J. Abrams y en dos proyectos, también de ciencia ficción, para James Cameron: Avatar y Battle Angel Alita. Un auténtico trío de ases que cualquier aficionado debería apuntar en su agenda de estrenos. Mientras tanto, no os perdáis la galería de imágenes que encontraréis a continuación.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

MinorityReport.jpg
MinorityReport3.jpg
MinorityReport4.jpg
MysteryMen.jpg
AI.jpg
AI2.jpg
Pulp.jpg
x-men3.jpg
ship_spread_big.jpg
title02.jpg
Troya.jpg
TheFountain.jpg
Transformers.jpg
picture.jpg
structurespread_big.jpg
MinorityReport2.jpg

Vía | io9
Sitio oficial | James Clyne

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en