(Insta) Gram of Thrones [Frikada de la Semana]

(Insta) Gram of Thrones

For the night is dark and full of vintage-looking terrors

Estas últimas semanas han sido muy moviditas para *Instagram*, la aplicación hipster más mainstream para aficionados a aplicar filtros a fotografías de sus pies, su comida y cosas que van viendo por la calle. Primero rompieron los esquemas a más de uno sacando una versión para Android, y luego marcando todo un hito al ser adquirida por Facebook por mil millones de dólares.

Otro evento que quedó eclipsado por estas dos noticias fue *la llegada de Instagram a Poniente y a Essos*. En ‘Gram of Thrones’ se recopilan las mejores fotografías que casas como Targaryen, Stark o Lannister han ido subiendo a esta red social.

Bromas aparte, con lo larga que se hizo la espera, y lo rápido que se está pasando la segunda temporada de ‘Juego de Tronos’. Se pasan los capítulos volando. Por cierto, conviene llevar la serie al ritmo de emisión en versión original, o puedes ver alguna imagen o frase que te adelante más información de la cuenta.

Sitio oficial | Instagram of Thrones
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en