Horror en el doblaje de Tron Legacy: han colado a Jorge Lorenzo

Tron Legacy: Horror en el doblaje, con Jorge Lorenzo
Disney ha anunciado a bombo platillo y llena de orgullo que ha mancillado ‘Tron Legacy’: Jorge Lorenzo doblará a un personaje. Aprecio y alabo el buen hacer profesional de Lorenzo como destacado deportista, pero esta estupidez de utilizar a famosos en los doblajes ha llegado demasiado lejos, y va tocando poner los puntos sobre las íes de una vez por todas.

Esta decisión proviene del departamento comercial, obviamente. Los del departamento creativo, en Los Ángeles, no creo que estén al corriente, y tampoco podrían hacer mucho. El que Lorenzo participe (o cualquier otra celebridad que se hubieran buscado) se supone que atraerá a más público a los cines. No sé cuánta gente dirá “ah, vamos a ver Tron Dos, que sale Jorge Lorenzo”, pero sí sirve para que se lancen de cabeza los periódicos y noticieros a publicar artículos, sin asomo de crítica, mezclando ‘Tron Legacy’ y el mundial de Moto GP, como si tuvieran relación alguna.

Lo único que se sacrifica a cambio es la película y su perdurabilidad. ‘Tron’ es una cinta de culto. ‘Tron Legacy’ puede ser, si cumple con las expectativas, un buen homenaje a aquel título. Pero su doblaje tendrá un parche, una huella, porque no creo que alguien que no es actor profesional de doblaje pueda hacer que esa (seguramente) breve escena no chirríe. Especialmente para los que más familiarizados están con su voz. ¿Os imagináis que en el doblaje de ‘Tron’ hubieran colado algún chiste de Martes y Trece, de moda en aquella época, “para atraer a más público”? Pues no hay gran diferencia.

Por desgracia, esta maldita idea no es una excepción en el doblaje español, y el perjudicado casi siempre es el cine de animación. Hay toneladas de lamentables ejemplos, muchos incluso más sangrantes. Y no hace falta buscarse a famosos y famosotes… con contratar a actores no experimentados en el doblaje ya es suficiente para destrozar una película.

Aún me duele el estúpido “Ande andará” que colaron en ‘Monstruos S.A.’, metiendo un chiste malo con calzador que ni siquiera estaba en el original, y que ahora ya no tiene sentido a pesar del poco tiempo que ha pasado.

‘Lluvia de albóndigas’ no es ninguna maravilla, pero entretendría más si no te taladrara en los oídos la voz del insoportable Flipy durante toda la película, incapaz de darle a su personaje un mínimo de credibilidad.

Otra de la misma fábrica, ‘Monstruos contra Alienígenas’, nos obligaba a soportar la voz de Carolina Cerezuela, que aunque lo hacía incomparablemente mejor que Flipy (es actriz, al fin y al cabo), no dejaba de interpretar al mismo personaje de ‘Camera Café’.

En ‘HormigaZ’ no había famosos metidos a dobladores, que yo recuerde. Pero jugaba con las voces originales de Woody Allen o Sylvester Stallone, y toda la gracia de la película se diluyó al no usar a los actores que normalmente les doblan.

Sí, ‘El Espantatiburones’ era un espantador de espectadores, pero ver a un pececito con la cara de Will Smith y la voz del portero de ‘Aquí no hay quién viva’ (porque no era la voz de Fernando Tejero), es un “mindfuck” en toda regla.

Otra que tal baila es ‘Madagascar’, en la que Paco León pone voz de drogado a un León, y Alexis Valdés le da acento cubano a una cebra… lo primero que se espera uno de una cebra.

La lista de destrozos en doblajes por lograr un céntimo fácil es larga, y debe ser rentable cuando se insiste en ello. Sólo nos queda el recurso de la pataleta, y por supuesto, el de la versión original. Lástima que sea tan difícil verlas en versión original en los cines. Después se preguntan que por qué la gente acude a la vía de la descarga.

Me parece que esta película no debía pasar por esto. El cariño con el que se ha rodado ‘Tron Legacy’ no merece semejante desprecio por parte de Disney España.

En ZonaFandom | ‘Tron Legacy’: Nuevo tráiler vídeo-musical de Daft Punk, La sala de videojuegos de Tron Legacy
En Moto22 | Todo sobre Jorge Lorenzo, de donde no tendría que haber salido

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en