‘Heroes’ ¿Para qué cambiar?

Hiro

Os juro que he procurado mantenerme lo más lejos posible de los prejuicios que tenía hacia la cuarta temporada de ‘Heroes‘. Prejuicios forjados a través de la paupérrima experiencia en las últimas dos temporadas y media. Y me dispuse a ver el inicio del volumen cinco de ‘Heroes’ títulado ‘Redemption‘ como si fuese la primera vez que veía la serie.

Porque ya se sabe que desde hace dos años los productores de ‘Heroes’ prometen el cambio de rumbo de la serie a cada temporada y volumen de la serie. Pero claro, tras dos años esperando, siempre, un cambio para bien ya no te lo crees. Y hacemos bien y estamos en nuestro derecho de mirar los nuevos episodios con total escepticidad escepticismo. Pero sin embargo quise ver los nuevos episodios con una mirada nueva.

Y es que ‘Heroes’ es una serie imposible. Simple y llanamente. Me he encontrado con un doble episodio cuya primera mitad es totalmente aburrida, aunque empieza a plantear ciento y una tramas, a cada cual más carente de interés. Sigue completamente los pasos y esquemas que ya han demostrado sobradamente que no funcionan. Ideas interesantes pero interés nulo a la hora de desarrollarlas.

De hecho creo que salvo la única trama que tiene un potencial bastante importante es la de Sylar y Matt Parkman. Aunque me temo, que según los antecedentes, sea precisamente esa la que peor gestionen. Mientras tanto la trama “Hiro hace de las suyas” sigue en su línea, sólo con un nuevo aliciente: Hiro se está muriendo y para ello decide empezar a cambiar las cosas que estropeó. El continuum tiembla, Hiro ha llegado.

Por lo demás ‘Heroes’ sigue siendo un atisbo de lo que un día fue. Y es una pena, ya que la serie prometió mucho en sus inicios y ha acabado siendo una serie mediocre. Ojalá estos primeros episodios sean solo un reflejo de una mediocridad abandonada y que la serie despegue y nos ofrezcan una gran temporada, pero no tengo fe en ello.

En ¡Vaya Tele! | ‘Heroes’ sigue con más de lo mismo

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en