Guillermo Del Toro se reserva un papel para si mismo en ‘El Hobbit’

Después del repaso a las últimas novedades sobre la adaptación cinematográfica de El Hobbit que hicimos hace unos meses toca comentar algunos pequeños detalles que han emergido desde entonces.

Guillermo Del Toro, que por atributos físicos bien podría interpretar a un hobbit sin demasiado maquillaje, parece decidido a ponerse unas cuantas prótesis encima para encargar una criatura que él mismo estaría diseñando. “No es una (criatura) importante, tan solo una del fondo (…) Puede que tenga una o dos líneas de diálogo para morir después rápidamente.

“Al comienzo de la producción se me ocurrió una idea muy poderosa que podría diferenciar a Smaug del resto de dragones que se han hecho hasta ahora. El problema era la aplicación de esa idea pero creo que lo hemos clavado.”

Además, el director podría volver a recurrir a su colaborador habitual, Ron Perlman (Hellboy), para interpretar (al menos en lo que a la voz se refiere) el personaje de Smaug. Del Toro se ha mostrado realmente comprometido con el diseño de algunas de las criaturas principales como Smaug o el Gran Trasgo o los wargos recalcando que en El Hobbit, la criaturas hablan, por lo que quiere que resulten majestuosas. “Quiero que los wargos tengan cierta belleza de forma que no tengas una idea definitivamente clara de ellos en plan ‘si son bonitos son buenos y si son feos no’. Algunos monstruos son absolutamente magníficos.”

Vía | /Film

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en