‘Extraterrestre’, una comedia tróspido-romántica de Nacho Vigalondo

'Extraterrestre', una comedia tróspida-romantica de Nacho Vigalondo

Ayer hice una locura amigos, fui al cine. Elegí un mal año para ser pobre, porque hay muchas películas que quiero ver y no puedo, así que tengo que elegir a conciencia cuales puedo permitirme ir a ver al cine. ‘Extraterrestre’ ha sido la primera película que he ido a ver este año y ha sido una gran decisión. Nacho Vigalondo nos presenta una comedia tróspido-romántica con toques chanantes, un nuevo género que solo él podía llevar a buen puerto.

Si habéis visto los trailers de esta película no os destriparé nada que no salga en ellos. Si por el contrario no has visto nada, deja de leer esto ahora mismo, ve a ver la peli y luego vuelves. ‘Extraterrestre’ nos cuenta la historia de dos desconocidos, Julio y Julia, que se despiertan juntos una mañana sin saber que hicieron la noche anterior. Antes de que puedan reaccionar se encuentran con una invasión extraterrestre de la que no saben mucho, pero con la vuelta a casa del novio de Julia y el vecino pesado de estos metiendo las narices donde no le llaman, la invasión pasa a un segundo plano y sirve de excusa para que Julio y Julia le den una oportunidad a su romance.

La grandeza de esta película consiste en presentarnos a unos personajes de lo más corriente y llanos, cosa que no quita que tengan algunas peculiaridades. Por mucha invasión alienígena que se presente, aquí no hay ningún heroe nato que vaya a salvar el día (a excepción, quizá, del heroe de acción Raúl Cimas). Julio y Julia comienzan a liarla con una serie de mentiras que, si en un principio no sabemos a donde van, poco a poco van asentando las bases de una trama que no nos esperábamos. Los protas van afrontando la situación como bien van pudiendo y van aceptando sus roles, que a ratos se debaten entre lo romántico, lo cómico y lo tróspido.

vigalondo.jpg

Nacho Vigalondo vuelve a reírse de la falta de presupuesto y hace todo lo posible para que el guión nos haga olvidarnos de la necesidad de grandes efectos especiales y planos gigantescos carísimos. Un guión muy trabajado y un montaje excelente, que le da un gran dinamismo al ritmo de la película, hacen de ‘Extraterrestre’ lo que se conoce en lenguaje técnico como: peliculón.

La elección de los actores también es un punto destacable. A excepción de Michelle Jenner, que personalmente no termina de convencerme por muy mona que sea, el resto de personajes tiene una química genial. Carlos Areces y Raúl Cimas hacen las delicias de cualquier fan del humor tontuno, y Julián Villagrán interpreta a la perfección su rol, que de otra manera no nos convencería de ciertas acciones o decisiones que toma. Y no olvidemos a Miguel Noguera que tiene un papel muy peculiar pero totalmente necesario para el desarrollo de la trama.

Los detalles son otro de los puntos fuertes de Vigalondo, que carga la película de elementos que hacen que la película tenga un carisma particular. El bote de melocotones, las pelotas de tenis, el dibujo del OVNI al lado de la tele… Pequeños detalles visuales que se asocian a la película y que la hacen original, algo de lo que no vamos sobrados en este país.

Ayer cuando me senté en la butaca del cine me vino a la cabeza la última vez que estuve en casa de David Baldeón, que me dejó ver un corto antediluviano de Vigandolo donde él mismo participaba. Muchos años han pasado desde que el director cabezonense grabara aquel corto con sus amigos y no puedo sentir otra cosa que entusiasmo al ver a donde está llegando su trabajo. ¡Maldito Vigalondo nos tienes cautivados y queremos más! Esperemos tener mucho Vigalondo en los próximos años.

Lo mejor: Ver una película diferente, con unos actores diferentes y comprobar que funciona perfectamente.
Lo peor: Que Nacho Vigalondo no tenga ningún papel, ni siquiera un cameo.

FICHA TÉCNICA: Extraterrestre
  • Dirección: Nacho Vigalondo
  • Guión: Nacho Vigalondo
  • Género: Comedia tróspido-romántica
  • Duración: 90 minutos
Review de 'Extraterrestre': cinco estrellazas post-apocalípticas (y porque no hay más)

En Zona Fandom | ‘Extraterrestre’, nuevo tráiler y cartel de la última de Vigalondo

Etiquetas

Adrik @adrikable

Adri Ortiz, el autor con aires de grandeza y ansias de poder (y de fama y gloria también), inicia su carrera friki en 1998 publicando junto a Antonio Jiménez un fanzine plagiario de nefasta calidad llamado ‘Fanjanter: El Plagio Definitivo’. Esta parodia del ‘Fanhunter’ de Cels Piñol tiene bastante existo y Adrik (nombre artístico del autor en homenaje a su ascendencia rusa) acaba uniéndose a David Llort para crear las tiras cómicas de ‘Fan Hell’, que serán la carta de presentación de este duo para entrar en Planeta y realizar los dos número de ‘Fanhunter: La Batalla de Montjuïc Redux’, allá por 2003. Cansados de ser viejas glorias, Adrik y Llort vuelven a la escena comiquera en 2010 rescatando las tiras de ’Fan Hell’. Gracias a esto el autor sevillano acabó metido de rebote en Zona Fandom y posteriormente en la Fancueva, donde da rienda suelta a sus conocimientos subculturales.

Compartir este Artículo en