‘EVA’ de Kike Maíllo, ciencia ficción española de primer nivel

Este fin de semana durante el estreno de ‘Shrek 4’ descubrí con curiosidad este primer teaser de ‘EVA’, un largometraje de ciencia ficción dirigido por Kike Maíllo con guión del dramaturgo catalán Sergi Belbel del que hasta ahora no había tenido noticia.

La historia se sitúa en el año 2041 en un futuro no demasiado distanciado del nuestro en el que los robots finalmente son algo cotidiano. Álex, un reputado ingeniero cibernético, regresa a su ciudad natal tras diez años de ausencia para trabajar sin distracciones en un encargo muy específico que ha recibido: la creación de un niño robot. Por supuesto, la primera distracción no tardará en aparecer personificada en Eva, una niña muy especial hija de su hermano David y Lana, por lo que entiendo, una antigua novia.

Según sus creadores, EVA narra la historia de un regreso, de un reencuentro, de una pérdida” y aunque intuyo por dónde irán los tiros de la historia, parece un esfuerzo muy interesante de Escándalo Films, la productora asociada a la Escuela de Cine y Audiovisuales de Cataluña (ESCAC) en la que Maíllo compagina la docencia con sus trabajos publicitarios y la dirección de videoclips. La película empezó a rodarse el pasado mes de diciembre en Suiza y como podéis ver en el teaser y la primera imagen que encontraréis a continuación, los paisajes nevados tendrán un papel tan protagonista como el de Claudia Vega (Eva) y Daniel Bruehl (Álex), más conocido como el soldado Fredrick Zoller de ‘Malditos Bastardos’.

EVA

Esperemos que Maíllo triunfe donde Spielberg y su Inteligencia Artificial fallaron.

Sitio oficial | EVA

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en