Entrevista a David Bowers, director de Astroboy

David Bowers, director de la película de animación 3D de Astroboy, comenzó su carrera como animador en ¿Quién engañó a Roger Rabbit? para pasar más tarde por El príncipe de Egipto y La ruta hacia El Dorado en DreamWorks. Allí conoció a Nick Park y Peter Lord de Aardman, ascendiendo rápidamente en la compañía gracias a su labor en Chicken Run: Evasión en la granja y Wallace & Gromit: La maldición de las verduras, que le llevó a dirigir Ratónpolis (ensombrecida técnicamente por Ratatouille de Pixar pero bastante más divertida).

Bowers fue atrapado por la animación a temprana edad. «Siempre me ha encantado la animación. La primera película que vi en un cine fue Pinocho y me causó una impresión tremenda. Durante la producción de Roger Rabbit yo seguía tratando de obtener mi diploma en animación en el West Surrey College of Art and Design de Farnham (…) Era un trabajo de ensueño. Yo idolatraba a Robert Zemeckis y Steven Spielberg, por no mencionar al director de animación Richard Williams. Tenía un gran presupuesto, efectos de primera fila y todos los personajes clásicos dibujados por algunos de los mejores animadores del mundo. Me presenté a un puesto como animador inbetweener y me aceptaron, probablemente a causa de la desesperación por completar la película a tiempo. Creo que aceptaban a cualquiera que fuese capaz de sujetar un lápiz.»

Sobre Astroboy, el director comenta «Quiero que la película sea realmente especial, una mezcla de acción y aventura con un montón de humor y una historia realmente emotiva en su núcleo. Es un icono y merece todo el respecto, así que no quería darle el tratamiento insustancial que tienen tantas películas de animación últimamente. En lugar de eso quiero explorar el origen de este superheroe clásico, algo acorde con el icono de Astroboy, similar a lo que hizo Richard Donner con el primer Superman. Me gustaría que sirviese como introducción del personaje al público occidental mientras se mantiene fiel a la tradición para el público asiático. Astroboy es un tesoro nacional en Japón y estoy trabajando muy de cerca con las bases sentadas por Tezuka para asegurarme de que todo es perfecto.»

Prosigue, «Astroboy trata sobre encontrar nuestra identidad, y las relaciones que tenemos con nuestros padres. En su viaje, Astroboy se encuentra con un montón de adversidades pero se enfrenta a ellas para superarlas. Es una película optimista.»

Según el director, se deja guiar por su pasión «para hacer una gran película que alcance a la gente y puedan disfrutar independientemente de su edad». Añade, «Osamu Tezuka fue un visionario, y Astroboy fue algo absolutamente nuevo e innovador cuando lo creó. Hemos actualizado la tecnología y el diseño para esta película pero la intención y la historia emocional es atemporal.»

Astroboy se estrenará en cines en los EE.UU. el 23 de octubre de 2009 contando con las voces de Nicolas Cage, Kristen Bell, Nathan Lane, Bill Nighy, Eugene Levy y Donald Sutherland con Freddie Highmore (el niño de Charlie y la Fábrica de Chocolate o Las Crónicas de Spiderwick) en el papel protagonista. Bowers concluye, «Quería a los mejores actores que pudiese conseguir para los personajes y me siento muy afortunado en este sentido. Nuestro reparto maneja el drama y la comedia realmente bien.»

¿Cuál dirías que es tu estado mental normal cuando estás dirigiendo una película?
Concentrado. Hay tantos elementos que tener en cuenta que es importante mantener un ojo en todo.

¿Cuál es tu película preferida?
La Strada (Federico Fellini, 1954)

¿Qué tecnología te gustaría que se inventase?
El teletransporte de Star Trek podría ser útil. Vivo en Los Angeles, la mayoría del equipo está en Hong Kong y el doblaje lo hacemos entre Londres y Australia. He recorrido más kilómetros volando de los que puedo recordar.

¿Cuál es tu lema?
Es algo que mi abuelo de dijo a mi padre y este a mi. «El hombre que nunca cometa un error, nunca hará nada». Es cierto.

Vía | Felix ip
Sitio oficial | Imagi

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en