‘Endhiran’, así se las gastan en Bollywood con el cine de acción

Ve el vídeo en el sitio original.

Que en Bollywood cada vez tienen más dinero para películas es algo que ya se sabe. Que cualquiera con un ordenador decentito es capaz de crear buenos efectos especiales, también se sabe. Que si os digo que en la India tienen un particular estilo de hacer cine, no os cuento nada nuevo. Hasta ahora habíamos visto cutreces del cine de acción hindú, pero amigos, ‘Endhiran’ me supera.

Sí, hay momentos cutres, pero esta es la escena de acción más surrealista que he visto jamás. Es diferente a todo lo que hayáis podido ver. Y aunque hay momentos risibles, hay que reconocer un gran salto cualitativo en cuanto a efectos especiales en el cine de la factoría de Bombay. Eso, y una redefinición del concepto “hacer la cobra”.

‘Endhiran’ es algo así como el ‘Avatar’ del director tamil Shanmugam Shankar, al que ha dedicado 10 años de trabajo. No se han escatimado recursos. El equipo de rodaje se ha desplazado por medio mundo, utilizando localizaciones de Austria, Brasil, Vietnam, y hasta en Machu Pichu, donde se rodó una de las coreografías que todo film de Bollywood debe tener.

La historia de ‘Endhiran’ narra cómo el Dr. Vasi crea un androide, Chitti, a su propia imagen y con enormes poderes. Pero el comité científico, preocupado por su incapacidad de realizar juicios racionales no comprender emociones básicas, retira su apoyo al proyecto. Sin embargo, un accidente hace que surjan esas emociones en Chitti, que se enamora de la prometida de su creador, y se vuelve contra él para conseguirla (¡Toma giro de argumento! Para los que se pensaban que no era un culebrón).

Por cierto, hay que ver lo guapísima que es Aishwarya Rai, la actriz de mayor renombre que ha salido de Bollywood, y quizás la única en la que Hollywood se ha fijado en alguna ocasión. Tuve la oportunidad de verla en ‘La joven de las especias’, una ida de olla monumental en la que Dylan McDermott se pasa toda la película embobado al verla, justo como el espectador.

No sé, tengo que ver si hay forma de encontrar esta película en España. Tengo que saber qué hay más allá de esos 10 minutos de desenfreno robótico. Si alguien puede echarme un cable, que avise. Esto se merece una reseña más a fondo.

Vía | Pitoche

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en