«El Navío Negro» acompañará a Watchmen, pero en DVD

El Navío Negro

Cuando comenté sobre los 25 minutos de Watchmen que habían podido verse, se me pasó comentar algunas novedades que se conocieron durante la entrevista a Zack Snyder, especialmente interesantes las relativas a los relatos de «El Navío Negro».

Los relatos han sido rodados como animación, y duran unos 20 minutos. El plan es publicarlos en DVD como parte de un falso documental sobre la publicación de las memorias del Búho Nocturno original, «Bajo la máscara«. Pero lo que más me ha gustado del tema es que este DVD será promocional, y se lanzará coincidiendo con el estreno de la película.

Zack ya ha indicado que su intención es que «El Navío Negro» se incluya en una edición extendida de Watchmen (integrada en la película, no como un extra). La película sin el relato rondará las dos horas y 45 minutos, y meterle estos relatos la haría demasiado larga para los cines. Bueno, y quizás aburra a la parte de la audiencia que vaya buscando simplemente acción.

En cuanto a secuelas o precuelas, Snyder prometió que no están en su mente, «nada de ‘Watchmen Babies’ ni similares». Y que aunque la película no ha sido rodada en IMAX, se las apañarán para convertirla y que pueda disfrutarse en estas salas.

La idea de ofrecer contenidos «extra» acompañando al estreno me parece estupenda, porque servirá para que los fans puedan disfrutar de la obra casi en su totalidad pese a que no se incluya en el metraje para cines. Y sin tener que esperar a la salida de la edición completa. La gran duda que tengo es… ¿se podrá ir reservando ya esa versión extendida?

Vía | Un post en Uruloki, que me llevó hasta Coming Soon
En ZonaFandom | Watchmen nos tiene obsesionados

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en