‘El Hobbit’ se enfrenta a un problema o tres, pero tiene luz verde

Un amigo o tres, Bilbo y los enanos son presentados a Beorn por Gandalf
Al igual que la memorable escena en casa de Beorn, parece que cuando se tuercen las cosas para la adaptación cinematográfica de ‘El Hobbit’, los problemas aparecen en plan “uno o tres”. La producción del proyecto va con muchísimo retraso a pesar de todo el trabajo desarrollado hasta la fecha, hay bancarrotas, acuerdos, abogados, y hasta boicots, en lo que va camino de convertirse en un rodaje maldito.

Mientras Metro Goldwyng Mayer sigue recibiendo (y rechazando) ofertas de compra que la rescaten de su bancarrota, el equipo de Peter Jackson se afana por preparar los sets de rodaje, retocar el guión y contratar actores, para que cuando el estudio diera el visto bueno a la financiación del proyecto, todo estuviera preparado para empezar a grabar.

Pero el pasado 24 de Septiembre, las cosas se torcieron un poquito más. Siete grandes uniones de actores emitían un comunicado conjunto avisando a sus miembros de un boicot contra ‘El Hobbit’, debido a la negativa del equipo de producción de llegar a un acuerdo conjunto con la unión de actores australiana Media Entertainment & Arts Alliance. Esta unión de actores pretendía llegar a un acuerdo sobre los salarios mínimos y las condiciones de trabajo de los actores australianos y neozelandeses que participasen en la producción. La respuesta de Jackson fue contundente:

La ley de Nueva Zelanda prohíbe establecer una negociación colectiva con cualquier organización laboral que represente a intérpretes que sean contratistas independientes, como claramente son los actores. Según el acta comercial de Nueva Zelanda estaría fuera de la ley establecer un acuerdo con una Unión australiana en estos asuntos.

La consecuencia de esto es que si la unión de actores australiana no daba su brazo a torcer, a Jackson no le quedaba otra que trasladar la producción a otra parte, lo más probable a Europa. Un buen órdago. Al boicot también se sumó la unión de actores neozelandesa EZ Actors Equity, mientras que la industria del cine y las altas esferas políticas del país decidieron apoyar a la producción, al ver de cerca la posibilidad de perder esta gran fuente de ingresos. Vamos, que se terminó de liar la empanada.

Cuando parecía que nada más podía ir a peor, el 30 de septiembre un incendio destruyó el Rongotai Studio, uno de los estudios de Peter Jackson en Wellington, donde se rodaron escenas de ‘El Señor de los Anillos’ y que estaba previsto que sirviera para ‘El Hobbit’. Nadie resultó herido en el incendio, afortunadamente.

Incendio en Rongtai Studio

El ministerio de desarrollo económico de Nueva Zelanda entabló conversaciones con todas las partes implicadas para tratar de que se reunieran en terreno neutral e intentar que se llegara a un acuerdo. Por si no hubiera bastante leña en el fuego, los actores de Wellington se descolgaron de las uniones de actores y rechazaron el boicot en un comunicado emitido el 12 de Octubre. Y Philippa Boyens, en nombre de Wingnut Films, emitía su propio comunicado haciendo hincapié en que NZ Actors Equity representaba sólo a una minoría de los actores del país.

Finalmente, uniones de actores, políticos y representantes de la industria cinematográfica se reunieron en Auckland el día 14 para tratar de desbloquear el asunto, y parece que llegaron a algún tipo de acuerdo para limar asperezas y tratar de que la producción se quede en Nueva Zelanda.

Pero nada de esto serviría si la producción no recibía luz verde. En palabras de Peter Jackon, los abogados han estado trabajando a contrarreloj para tratar de solucionarlo:

MGM es una compañía al borde de la bancarrota y de alguna manera están a punto de arrastrar a ‘El Hobbit’ al infierno de la bancarrota con ellos cuando caigan. Warners están tratando de extirpar ‘El Hobbit’ del infierno de la bancarrota antes de que esto pase.

Parecía todo perdido, pero hoy mismo varias fuentes informan que Warner Brothers y Metro Goldwyn Mayer han llegado a un acuerdo para co-financiar el proyecto, que comenzaría a rodarse en febrero del próximo año: al fin la ansiada luz verde. Supone bastante retraso sobre el plan inicial, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Estoy seguro de que Jackson y su equipo se podrán tras las cámaras con más ganas que nunca.

Vía | Variety, The One Ring, The One Ring, The One Ring, Dominion Post, The One Ring, New Zealand Herald, Empire Online

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en