El Club de los Deprimidos por Avatar: llorando por Pandora

Pandora, el mundo de Avatar de James Cameron James Cameron ha sabido crear para ‘Avatar’ un mundo imaginario con tanto cuidado y cariño, Pandora, que es tan precioso y detallado que puede parece real. Ayuda muchísimo el hecho de que no parece generado por ordenador, a diferencia de otras creaciones fantásticas vistas en los cines hasta ahora.

Tan real, que ya han aparecido los primeros que se lamentan de no poder hibernar cinco añitos, meterse en una cápsula, que su avatar despierte junto a Arbolmadre. Ahí queda eso. En Avatar Forums, un foro sobre la película, han aparecido posts con títulos como «Sentimiento depresivo después de ver Avatar porque no existen Pandora ni los N’vis», que en poco tiempo han superado algunos las 1500 respuestas, otros llegan casi a las 3000. Decenas y decenas de fans afirman sentirse deprimidos porque tanta belleza no es real:

Acabo de ver Avatar hace unas semanas y me siento deprimido y triste. Es como si quisiera alargar la mano y estar en Pandora. Haría cualquier cosa por estar en Pandora. He tratado con todas mis fuerzas soñar que estaba en Pandora pero no ha funcionado.

En algunos posts, los usuarios expresan sus sentimientos depresivos e incluso suicidas. En otros se dan consejos sobre cómo sobrellevar la depresión y no llegar a extremos. Y en otros se analiza la situación, e incluso se elabora una encuesta para analizar los síntomas depresivos que están experimentado estos fans:

Esta depresión parece más como los efectos posteriores de la exposición a una substancia adictiva. Usaré los resultados de esta encuesta para quizás reducir las posibles explicaciones. Aunque los datos puede que no sean concluyentes. Vuestras respuestas serán anónimas para mi y para otros.

Síntomas de Retraimiento/Abstinencia Emocional:

* Ansiedad
* Inquietud
* Irritabilidad
* Insomnio
* Dolores de cabeza
* Falta de concentración
* Depresión
* Aislamiento social

Los fans afectados indican cuántos de estos síntomas han experimentado desde que vieron ‘Avatar’. De los casi 200 participantes en la encuesta, el sesenta por ciento afirman haber experimentado más de tres de estos síntomas, y sólo un once por ciento dicen no estar afectados por ninguno de ellos.

Puede parecer una chorrada, pero el tema es serio. No considero que Cameron o ‘Avatar’ tengan la culpa de todo esto, pero pueden haber ayudado a exponer el problema real. Si este mundo te deprime, imaginar otro es una salida muy fácil, pero enfrentarse a la realidad, a que ese mundo de escape es inventado e intangible, es también el camino más corto a la depresión profunda.

Y cuando la televisión te ha secado la imaginación, y Pandora se presenta en la pantalla tan vivo, tan real, sin necesidad de esforzarte en imaginarlo, puede saltar con mucha facilidad el interruptor mental que lleva al pozo de la depresión.

Afortunadamente, ‘Avatar’ también está despertando otros sentimientos más positivos. En esos mismos foros, hay fans ideando campañas de protección de la naturaleza, de rescate de animales abandonados, de lucha contra industrias contaminantes, de trucos de reciclaje… La verdadera llamada de Cameron, la de que tenemos que cuidar de este mundo, el real y tangible, también ha encontrado oídos.

Tenemos que dar gracias por el aviso a nuestra compañera Patch, de Decoesfera y Peques y más, auténtica zonafandomera que más tarde o más temprano terminará uniéndose al equipo…

Vía | Público
Más información | Avatar Forums

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en