Dragonball podría «no ser un absoluto desastre»

La bola de dragón, será al fin nuestraaaaaa

Los anteriores comentarios que hemos publicado en ZonaFandom sobre la película titulada ‘Dragonball’, por la que han debido pagar derechos de autor al anime homónimo, han sido reflejo de la desesperanza general de los fans. Las imágenes, los trailers, los carteles… todo lo que se ha ido adelantando no ha servido sino para intranquilizar. Pero mira por donde, hoy os traemos la que sería la primera crítica de alguien que afirma haber visto parte del metraje, sin que se haya terminado de editar, y no todo serían malas noticias

Después de haber visto 95-100 minutos (sin contar los créditos) puedo decir que la película es sólida. Sí, habéis escuchado bien. Adoro el anime pero estaba muy muy nervioso porque lo hiciera la Fox. Después de todo el estudio no hace otra cosa que mierdas últimamente. Otra razón que me preocupaba es que el director es James Wong, que hizo Destino Final 1 y 3, y El Único con Jet Li. Lo que vi tenía efectos especiales incompletos y sin banda sonora. También añadirán un par de escenas que rodarán a finales de octubre.

Don, que así se hace llamar el espía, parece un chaval muy joven, y utiliza un lenguaje muy limitado (todo es «pretty damn cool», «kicks asses» y «fuck Fox»). Ofrece sus opiniones sobre los aspectos positivos y negativos de lo que ha visto… aunque deja claro que sus expectativas iniciales eran muy bajas, y algunas de las cosas que pone en el lado positivo harían que Toriyama se revolviera en su tumba si estuviera muerto. Que conste que lo que viene a continuación son SUS opiniones (las mías, entre paréntesis). Ah, hay spoilers, pero ¿alguien pretende ver la película a estas alturas?:

En cuanto a acción, son más impresionantes de lo que se esperaba. Son lo mejor de la cinta, especialmente la batalla final entre Goku y Piccolo, en especial en el momento en el que éste «utiliza una espada de forma rectangular, con una pieza en la punta» (Oh my god…). Explosiones, ráfagas de ki y vuelos llenan la pantalla durante unos 15 minutos. El resto de escenas de acción son más breves, pero entretenidas y con momentos a cámara lenta.

El tipo que se llama como Piccolo, pero que no se le parece

James Marsters como Piccolo está increíble, perfecto. Y termina transformándose en «un Piccolo de color verde claro» hacia el final de la película (pero qué coj…).

Justin Chatwin como Goku le sorprendió. Aunque de entrada le pareció un fichaje equivocado, ha realizado una interpretación condenadamente buena y clavó el «KAMEHAMEHA».

Oozaru, el mono gigante, aparece en la película. Goku se transforma en «un babuino gigante de 2.5 metros» (¿babuino? ¿2.5m es gigante?) cuando mira la luna. «Era alucinante aunque un poquito CGI. Puede que lo arreglen en el montaje».

Emmy Rossum está realmente bien como Bulma. Le gustó que nunca actuara como la típica niña llorona, y «aunque sabe que no podrá derrotar a las fuerzas del mal, patea culos». Un rol femenino con mucha fuerza.

Pensaba que añadir los asesinos Fullum era una mala idea, pero quedan bastante bien, y «hay una escena en la que Goku y amigos luchan contra estos monstruos y la escena era bastante buena».

Joon Park como Yamcha estaba bastante bien. Su actuación se centra en el personaje y en sus «chulas técnicas de combate». La escena de lucha entre él y Goku fue buena.

El tipo que se viste como Goku, pero que no se le parece

Pero todo no iba a ser positivo (sí, eso de ahí era lo positivo). Estas son las cosas que a Don no le gustaron:

A los fans de Dragonball no les gustarán algunos (¿sólo algunos?) de los cambios que han hecho a historia y personajes. Krillin no aparece, y Tenshinhan tampoco. Los primeros 22-23 minutos son de instituto, que no hacía falta pero es «la típica basura de Hollywood de meter mierdas como esa».

Jamie Chung como Chi Chi era otro de los fichajes que no le daban buena espina. «Actúa tan mal como Jessica Alba en Los Cuatro Fantásticos», pero por suerte no aparece mucho. Espera que pueda mejorar en la secuela si llega a verla (¡Toriyama no lo quiera!)

El tipo que se viste como un camarero caribeño, pero que se hace llamar Mutenrōshi

Chow Yun Fat como Mutenrōshi… él quería ver «al Rōshi pervertido que agarraba tetas y culos en el anime», pero eso ha desaparecido. Más bien actuaba como Mr. Kesuke Miyagi. Actúa bien, pero se le ve incómodo en la película. Decepcionante.

El Dragón Shenron es otra decepción. «Es como los centinelas en X-Men 3. Que te jodan, jodan, jodan, Fox». Así que consiguen todas las bolas de dragón, el dragón aparece… pero está oculto «detrás de una puta nube» y sólo ves su sombra. La voz del dragón la pone el mismo doblador de la versión americana del anime, «y sonaba bien, pero joder, estaba escondido detrás de las nubes». Espera que vayan a que arreglaran eso, pero dice que hay pocas probabilidades.

Eriko Tamura como Mai (la ayudante de Pilaf) es un personaje desaprovechado (¿pero hacía falta incluirla?) y si su intención era la de desaprovecharla deberían no haberla incluido y sacar más a Piccolo, afirma. «Sus apariciones estaban bien y básicamente estaba allí para enseñar sus preciosas tetas, pero desaprovechada».

Finalmente le da una nota de 6.5 sobre 10, «simplemente porque me esperaba un desastre y no lo fue tanto». Los puntos positivos y algunos momentos divertidos de Goku, «como cuando se come un enorme pavo» (oh my god…) son hilarantes. Si tan sólo Mutenrōshi fuera un pervertido y Shenron más visible le habría dado un 9, «pero la cagaron ahí». Espera que arreglen al dragón, tienen 5 meses antes de proyectarla, pero sí no «que se jodan la Fox y James Wong».

Y ahora sí viene mi opinión para cerrar: A mi lo que cuenta sí me confirma que es un absoluto desastre.

Más información | Ain’t it cool news, vía Kotaku
En ZonaFandom | La peli de Dragon Ball nos da susto

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en