Cine vampírico, lo que se nos viene encima

Por que negarlo. Los vampiros están de moda. El desproporcionado éxito de la edulcorada Luna Nueva y su reflejo en televisión con series como The Vampire Diaries son solo el principio y si el 2009 ya nos ha dejado la cuanto menos peculiar Déjame Entrar (Låt den rätte komma in), el próximo año se presenta cargado de títulos con esta temática.

Empezamos nuestro repaso a los proyectos más interesantes de corte vampírico con Daybreakers, la primera superproducción de los hermanos Spierig. Si juntas a Ethan Hawke (Gattaca), Sam Neill (Jurassic Park) y Willem Dafoe (Spider-Man) en una película sobre un futuro cercano dominado por vampiros en el que los humanos son desangrados en granjas como ganado, pues que queréis que os diga, como que no necesitas mucho más. El trailer (sobre estas líneas) tiene una pinta sencillamente brutal. Menos mal que el 8 de enero está a la vuelta de la esquina.

We are the Night

We are the Night (Wir sind die Nacht) está dirigida por el alemán Dennis Gansel, el responsable de esa gran película conocida como La Ola (Die Welle), y simplificando mucho la cosa podríamos decir que viene a ser una especie de versión de Twilight en la que las chicas son las que tienen todo el poder y el chaval es un insignificante humano. Está protagonizada por bellezas de la talla de Karoline Herfurth (El Perfume) o Jennifer Ulrich (La Ola), y cuenta la historia de Lena, una chica que es mordida por un trío de vampiresas. Al principio trata de saciar su sed de sangre uniéndose a las «actividades nocturnas» del grupo pero pronto entra en razón de sus excesos y trata de alejarse de ellas buscando consuelo en un policía encubierto con un futuro bastante incierto.

Cirque du Freak: The Vampire’s Assistant

Cirque du Freak es la adaptación de los primeros tres libros de la saga vampírica del irlandés Darren Shan, una serie de 12 libros juveniles sobre las aventuras de un niño que decide huir de su monótona vida convirtiéndose en un vampiro después de que un extraño circo visite su ciudad. La película está dirigida por Chris Weitz (La brújula dorada) así que espero que esta vez sepa atinar mejor. Entre otros muchos participan John C. Reilly (Hermanos por pelotas), Josh Hutcherson (Un puente hacia Terabithia), Ken Watanabe (El Último Samurai), Salma Hayek y el antes mencionado Willem Dafoe.

The Eternal

Continuación del interesante corto Ending The Eternal acerca de un vampiro aburrido de la inmortalidad y su búsqueda de alguien capaz de acabar con él. Está dirigida por Justin McConnell y aunque cuenta con un presupuesto más bien escaso que la mantiene a años luz en términos de producción del resto de la lista puede que precisamente jugar a espaldas de Hollywood le permita atreverse con algunas ideas más frescas.

¿Queréis todavía más? Pues ahí van unas cuantas: 30 Days of Night: Dust to Dust (2010), secuela de la adaptación de la novela gráfica de Steve Niles y Ben Templesmith dirigida por Ben Ketai (quien también dirigió la miniserie para Internet de 30 Days of Night: Dust to Dust) con guión del propio Niles; Castlevania (2011), dirigida por James Wan (Saw) quien adaptará a la gran pantalla la mítica saga de videojuegos de Konami; Virulents (2011), dirigida por John Moore (Max Payne) con soldados enfrentándose a un nido de vampiros en Afghanistan; y, por supuesto, Eclipse (2010), dirigida por David Slade quien tras ocuparse de Hard Candy y la primera parte de 30 días de oscuridad se atreve ahora con la tercera parte de las novelas de Stephenie Meyer… otro taquillazo garantizado.

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en