Christopher Lee habla sobre ‘El Hobbit’ en su mensaje navideño

Sir Christopher Lee ha grabado un mensaje navideño en el que ha dedicado unos minutos para hablar sobre ‘El Hobbit’. No es mucho, porque por confidencialidad no puede revelar más allá del título, pero sí sirve para conocer de boca de este maestro un poco más sobre su papel en la historia. Empieza a partir del minuto 6, por cierto.

Los 89 años que carga a sus espaldas se notan, por supuesto, pero ya quisiera yo tener a mi edad la lucidez que conserva. Según afirma, espera poder vivir hasta el estreno, pero ya que falta un año para el estreno de la primera entrega, “que es ya bastante tiempo”, y otro más para la segunda, no sabe si lo logrará.

Cuenta que todas sus escenas están ya rodadas, para ambas películas. Fueron sólo cuatro días, ya que su papel es pequeño. Precisamente así es como sigue trabajando, involucrándose sólo en pequeños papeles pero que sean significativos: que merezca la pena el esfuerzo pero sin ser excesivamente exigentes para su avanzada edad.

En su mensaje se dirige a los que no conocen la historia de ‘El Hobbit’, para indicarles que Bilbo es interpretado por un actor mucho más joven, que otros personajes no aparecerán (como Aragorn o los Rohirrim), y que Saruman en esta época aún era un mago sabio, noble y bondadoso, líder del Concilio Blanco.

Finalmente cierra hablando de la última película en la que ha participado, ‘Dark Shadows’, de Tim Burton y junto a Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Helena Bonham-Carter, Eva Green y Chloë Grace Moretz. De nuevo, Lee interpreta a un personaje importante pero con pocos minutos en pantalla.

Ha sido una gran suerte poder contar con Christopher Lee en el rodaje de ‘El Hobbit’, algo que con los continuos retrasos en la producción parecía impensable. El esfuerzo de trasladar un equipo de rodaje a la otra punta del mundo, aunque sea para una aparición brevísima, realmente ha merecido la pena.

Vía | The One Ring
En ZonaFandom | Iba yo con un amigo o tres

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en