Braguitas de Robert Pattinson, protagonista de Crepúsculo [Frikada de la Semana]

Braguitas de Robert Pattinson

No tengo opinión sobre ‘Crepúsculo’, pues no he leído las novelas ni me llaman la atención las películas. La opinión habitual es que es una mezcla entre ‘Física o Química’ y vampiros descafeinados, pero tiene todos los ingredientes para ser un éxito entre los fandémicos.

Tenía otro tema preparado para la frikada de esta semana, pero esto… esto había que ponerlo. Atentos a estas braguitas pensadas para las fans de la saga en general, y de Robert Pattinson en particular.

Por el exterior ya dan algo de susto. Pero lo mejor es el interior:

Braguitas de Robert Pattinson, interior ¡Muac!

¡Va dando besitos! ¡Justo ahí!

No sé si el pobre Pattinson habrá dado su permiso para esto, pero lo dudo.

Vía | Aeromental

En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en