[Blog Wars] El DeLorean de Regreso al Futuro: La máquina del tiempo definitiva

¿Un sable láser? ¿De verdad pensáis que un arma tan simple podría derrotar al todopoderoso Orgasmatrón™? ¡Vamos hombre! ¿Qué se han creído esos aprendices de Xataka? Anakin Skywalker es la prueba viviente de que los Jedi se pasan al lado oscuro por cualquier pelandrusca con un peinado raro. Seguro que no aguantarían ni un minuto pero, si así fuera, nuestro segundo gadget freak dará buena cuenta de ellos: el DeLorean y su condensador de fluzo (o flujo según la versión), la máquina del tiempo más molona de todos los tiempos (valga la redundancia).

Regreso al Futuro (Back to the Future) es todo un icono de los 80 que no necesita introducción alguna, pero por si sois demasiado viejos como para recordarlo o demasiado jóvenes como para no haber soñado con ella, lo único que necesitáis saber es que en ella, el doctor Emmett Brown (Christopher Lloyd) logra construir con éxito una máquina del tiempo utilizando un coche DeLorean DMC-12 con el condensador de fluzo; un artefacto que se le ocurrió tras golpearse la cabeza con el lavabo al resbalar cuando trataba de colgar un reloj de pared en el baño subido en el retrete.

El único inconveniente del condensador de fluzo es su enorme consumo, 1.21 gigavatios, que pueden ser suministrados por el reactor de fisión que incorpora el DeLorean (solo hay que robarle un poco de plutonio a cualquier terrorista libio que tengas cerca). Afortunadamente, la gran ventaja de una máquina del tiempo es que siempre puedes viajar al futuro para comprar la última tecnología en reactores de fusión y pasar a utilizar la basura del vecino como combustible.

En cuanto al coche, fue creado por John De Lorean tras ser despedido de la General Motors, aunque su reputación dentro del sector automovilístico era tal que se llegó a bromear con que era De Lorean quien había despedido a GM. De Lorean fundó la DMC (De Lorean Motor Company) donde demostró ser bastante mejor diseñando coches que dirigiendo compañías, declarándola en bancarrota dos años más tarde pese al gran éxito que cosechó el famoso DMC-12. En la película, Marty McFly (Michael J. Fox) le pregunta a Doc, «Me estás diciendo que has construido una máquina del tiempo… ¿¡con un DeLorean!?» a lo que el chiflado inventor no duda en responder, «Yo creo que… si vas a hacer una máquina del tiempo, ¿por qué no hacerlo con clase?».

En fin, ¿aún pensáis que un Jedi tiene algo que hacer? Solo tendríamos que viajar al pasado hasta su tierna infancia y aparcarle el coche encima aprovechando que, para colmo, también vuela (otro regalo del futuro). Gracias a todos los que ya nos habéis empezado a enviar sugerencias para esta batalla que nos traemos con esos pobres diablos de Xataka y animaros a que sigáis así.

Más información (del coche) | DeLorean Motor Company
En Motorpasión | DMC DeLorean

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en