‘Battlestar Galactica’, todo esto ha pasado y volverá a pasar

battlestar Galactica

Precisamente decía Bill Adama, a propósito de su libro favorito, que nunca lo terminó de leer, ya que le gustaba tanto que no quería leer cómo terminaba. Con ‘Battlestar Galactica’ nos pasa lo mismo. Es una serie que nos ha hecho disfrutar tanto que desde que se reanudó su emisión en enero cada episodio nos acercaba más a su final. De hecho cuando el miércoles se emitió ‘The Last Frakkin’ Special’ fue cuando realmente me di cuenta de que ya no había marcha atrás, se había iniciado la cuenta atrás para el final.

No sé vosotros, pero para mí afrontar el último episodio es como afrontar el episodio piloto de la serie. No sabes muy bien qué es lo que te vas a encontrar, si te va a gustar, si responderá a tus expectativas, si va a estar a la altura de la serie, si responderá absolutamente todas las respuestas… cientos de preguntas que hay que procurar aparcar para ver las últimas dos horas de una de tus series favoritas. Aunque lo peor de todo es que una vez que lo ves no sabes cómo reaccionar. Os lo digo tal cual: He estado los últimos dos días asimilando el final de ‘Battlestar Galactica’.

Sí, dos días, exactamente desde las 4:10 AM del sábado 21 de marzo. Hora aproximada en el que los créditos finales del último episodio de BSG se emitieron. Servidor decidió que la ocasión merecía verlo en directo por internet, pero calculé mal la hora (EEUU establece el horario de verano tres semanas antes que nosotros) y sólo pude ver la última hora, vamos, el final propiamente dicho, menos mal que después pude ver el episodio entero. Pero bueno, dejemos de lado la anécdota del día y repasemos este grandioso final.

Vaya por delante que a mí el final de ‘Battlestar Galactica’ me ha encantado, lo considero el mejor final que ha podido tener la serie. No pocos han criticado la falta de respuestas pero ¿desde cuando los episodios finales están para dar todas las respuestas? Eso va en contra de la misma esencia de la serie. Es como si el año que viene nos dan todas las respuestas de ‘Lost’, es algo que debido a la propia esencia de la serie es inconcebible. No estamos hablando de una serie procedimental de esas que pululan, o de una serie de planteamiento más sencillo. Estamos hablando de una serie en la que lo humano trasciende a lo místico, con una mitología de fondo y que ante todo se habla sobre la humanidad. Y como nosotros no tenemos todas las respuestas sobre la humanidad tampoco podemos pedir que nos las den. Y eso que “Daybreak” da más respuestas de las que aparecen.

Combate

La cuarta temporada en su conjunto ha sido trepidante, con sus altibajos, con episodios que te causan euforia, furor, te emocionan de un modo que hace desear ver la serie una y otra vez. Hemos ido viendo como todas las piezas iban encajando en el maquiavélico puzzle que montó Ronald D. Moore, el cual hace un cameo al final de la serie, junto con David Eick hace seis años. Como se nos daba las respuestas a muchas de las preguntas que teníamos aunque, por supuesto, no a todas. La versión que Brian McCreary hizo de All Along the Wathctower nos ha llevado de la mano hasta el desenlace de la serie.

“Daybreak part II” es 100% ‘Battlestar Galactica’ con dos partes diferenciadas, el asalto a la colonia cylon para rescatar a Hera y la llegada a La Tierra. El asalto es épica pura, acción, combates, momentos emocionantes que alcanzan su clímax con el CIC de escenario con Anders y el resto de los Final Five conectados y poniendo en común sus recuerdos, terminando en una escena en la que se siembra el caos y que marca el final de la guerra con los cylon. La verdad es que si hubiera terminado el episodio justo en el momento en el que Kara Thrace realiza el último salto de la nave no me hubiera importado, simplemente por no querer ver terminar la serie.

Adama enterrador

La segunda parte, la parte terrestre no por carecer de acción es más pesada, a contrario, me reafirma mi posición de que la serie es de lo mejorcito que ha parido la ciencia ficción en años. Llegan a La Tierra, hace 150.000 años. A pesar de que Gaius y Six lo dejan bien claro uno no puede evitar pensar en el viaje en el tiempo, en la posibilidad de que la flota colonial sea en sí misma la 13ª colonia, los protagonistas de los rollos de Pythia. Pero está bien claro “Todo esto ha pasado y volverá a pasar” no implica que se esté dando vueltas en el tiempo. Lo que pasó en Kobol, pasó en La Tierra original, posteriormente en Caprica y volverá a pasar en nuestra Tierra… ¿o no?

REview BSG final Series

La verdad es que a uno le faltan las palabras para intentar describir el final. Poco a poco el capítulo hace que nos vayamos despidiendo, en más de un caso con lágrimas en los ojos, de esos personajes con los que hemos compartido alegrías y penas, nacimientos y muertes, batallas, celebraciones, les hemos odiado, les hemos amado, hemos tripulado los raptor, los vipers, estado en el CIC, en el calabozo, en el hangar, en Caprica, en Kobol, en Nueva Cáprica y en la devastada Tierra, en el Colonial One, en el Astral Queen, la Cloud Nine, en los camarotes, hemos vivido la agonía de Laura, colocado las fotos de nuestros seres perdidos en los pasillos de Galactica, hemos llegado a La Tierra.

So Say We All

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en