Battlestar Galactica, primeras impresiones sobre su regreso

Sometimes a Great Notion

Han sido largos meses de espera hasta que hemos podido presenciar el regreso de una de las mejores series de ciencia ficción que he tenido el gusto de ver. El pasado viernes se emitía en Estados Unidos Sometimes a Great Notion, el undécimo episodio de la cuarta temporada de Battlestar Galactica.

Este episodio marcaba el punto de partida del final de esta magnífica serie y la verdadera prueba de fuego tras el parón entre episodios. ¿Ha estado a la altura de las expectativas? Yo creo que sí con unos cuantos ‘peros’. En el presente artículo expondré mis primeras impresiones sobre el regreso de Galactica. Antes de continuar tened cuidado porque a partir de aquí, y como pone en la imagen, hay spoilers de los gordos.

El episodio lo comenzamos donde lo dejamos en Revelations con Laura, Adama, los cylons y parte de la tripulación de Galactica mirando atónitos como ese paraíso llamado Tierra es una tierra yerma plagada de radiactividad… es una Tierra postapocalíptica. Es el fin del sueño, el sitio en el que tenían esperanzas de renacer, por el que tantos sacrificios se han hecho está completamente destrozado. Una de los asuntos de los que trata Sometimes a Great Notion es del duro golpe que supone esto para todos.

Es un episodio en el que la moral está absolutamente por los suelos. Por un lado tenemos el derrumbe total de la tripulación. Por otro vemos a Laura, que ha sobrevivido para nada, viendo desvanecerse a la única esperanza que tenía en una vida que se le caduca por momentos, quemando la Profecía de Pythia. A Bill Adama al borde de la desesperación y a Dee proporcionándonos uno de los grandes golpes de efecto del episodio, golpe magnífico que sirve para ilustrar el sentimiento de la flota.

Por un lado he de decir que la interpretación de Edward James Olmos me ha parecido poco convincente en la interpretación de su desdicha, de esa entereza derribada, no sé, no ha sabido transmitir ese sufrimiento que supuestamente tiene. He visto una interpretación forzada.

En otro orden de cosas tenemos a nuestros cuatro cylons favoritos recordando retazos de sus pasados. Definitivamente estuvieron en la Tierra, y esa decimotercera colonia era una colonia Cylon. Este descubrimiento es otro golpe de efecto que cambia totalmente el esquema de cómo creíamos nosotros que eran las cosas ya que entre otras cosas supondría que hace 2000 existían los cylons. ¿Qué supone esto? pues que ‘Todo esto ha pasado… y volverá a pasar’. En un próximo artículo desarrollaré mi teoría sobre el tema, pero ahora vayamos al episodio en sí. La verdad es que de no ser porque al final del episodio se nos revela quien es el Quinto Cylon diría que han estado los cylons allí para rellenar hueco.

Kara y Leoben

Por último quisiera resaltar la trama con Starbuck. Kara y Leoben rastrean la señal colonial que les ha llevado a la Tierra para dejarnos estupefactos sobre quien es (o era) la emisora de la señal… lo que nos lleva a la pregunta que nos tendrá en vilo durante los siguientes episodios ¿Qué es Kara Thrace?

En definitiva ha sido un buen episodio aunque me ha parecido algo caótico, no sé, como incompleto, mal presentado. Ha habido algún que otro momento que me he aburrido, que me ha costado entrar en la serie, pero eso no quita el hecho de que haya sido un genial regreso con unas cuantas revelaciones y multitud de enigmas nuevos a revelar en las próximas semanas.

Desde luego Sometimes a Great Notion no es el mejor episodio de BSG pero para mí está por encima de la media y además me ha parecido muy buen modo de regreso. Ahora os toca a vosotros opinar ¿qué os ha parecido este regreso? ¿Qué os han parecido las revelaciones? ¿Va Galactica por el buen sendero?

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en