Artesanía doctorwhoviana para todos los gustos

Funda Tardis para Kindle Fire de skunkwraps

Si te gusta la artesanía, seguramente conocerás Etsy, una web que facilita la comercialización de este tipo de productos en todo el mundo. Hoy hemos pensado en presentaros una selección de artículos, casi todos hechos a mano, que harán las delicias de los amantes de Doctor Who.

Es tan fácil como realizar una búsqueda por “Tardis”, la nave en la que el Doctor se desplaza por el espacio y el tiempo, enfrentándose a todo tipo de enemigos y situaciones imposibles. La Tardis podía camuflarse y adquirir cualquier aspecto, pero por tras un accidente se quedó bloqueada como cabina de teléfonos policial.

Tenéis fundas para Kindles, Blackberries y iPads, pendientes y colgantes, libretas, bufandas, faldas y corsés, adornos navideños (¡no parpadees!), pegatinas para el coche (“Mi otro coche es una Tardis”), y un largo etcétera. Hay además un gran surtido de artesanía steampunk inspirada en el Doctor.

Recuerda que cada artículo es diseñado y creado por una tienda o usuario, no por Etsy, que sólo se encarga de facilitar los medios para conectar a creadores y compradores. Por eso, algunos son de mejor calidad que otros, y tienen estilos muy diferentes. Ah, descubrí este filón gracias a nuestro compañero Roberto Pastor (aunque ya no escriba aquí, lo de “ex” es improcedente).

Las cabinas policiales eran bastante habituales en las calles británicas. Era un lugar donde los patrulleros podían calentarse una sopa, ponerse unos calcetines secos, y llamar a la central para pedir refuerzos. Ya no tienen sentido, así que no queda ninguna en uso. Pero si pasáis por Glasgow y vais a la catedral, que es una preciosidad, a escasos metros podéis encontrar esto:

Tardis en Glasgow

Por desgracia, no parecía ser más grande en el interior.

Sitio oficial | Etsy
Imagen | skunkwraps
En ZonaFandom | Preciosas joyas steampunk de London Particulars

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en