Air New Zealand ambienta su vídeo de seguridad en la Tierra media [Frikada de la Semana]

Cuando te montas por primera vez en avión no pierdes puntada del vídeo de seguridad. “Cuatro salidas… señal de cinturón… chaleco salvavidas… máscaras de oxígeno…” bla, bla. Con el tiempo se convierte en rutina y lo ignoras. ¿Cómo hacer que la gente esté atenta al vídeo y lo recuerde todo? El método de Air New Zealand nos parece perfecto, aprovechando la llegada de ‘El Hobbit: Un Viaje Inesperado’.

Todo el vídeo, titulado ‘An Unexpected Briefing’, está rodado con un marcado tono de humor. Sus protagonistas son magos, hobbits, elfos, enanos y dúnedain, convenientemente caracterizados. La banda sonora tiene claras reminiscencias de la que Howard Shore creó para la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’, e incluso hay algún destacado cameo. Gracias a Renovatio por el aviso, y por las risas.

En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en