Adorables peluches de Wall•E y Eve

Peluche de Wall•E

¡Oish! ¿No es una monada? Siguiendo backlinks de ZonaFandom, me he encontrado con este peluche de Wall•E de 30cms, con esos ojitos que le han dado que están pidiendo «llévame a casa y dame un achuchón». Si queréis tener uno para darle el cariño que necesita, por ahora sólo podéis reservarlo, y sale por unos 15 euros. No pongo foto del peluche de Eve porque no está muy logrado, le faltan unas cadenas para parecer un fantasma…

Hay mini peluches de Wall•E y de EVE, figuritas de acción de varios personajes, y hasta réplicas con control remoto. E incluso hay sitio para ridiculeces, como un disfraz de Wall•E que desde luego debe de ser curiosa la cara del niño al verlo… al menos el de la foto parece una caja con patas al que le han dado con una pala en la cara mientras miraba por unos prismáticos. No me he resistido a colgar la foto, para que nadie diga que miento:

Disfraz Wall•E
– Papá, gracias por el disfraz de caja
– De nada, ahora te corto las piernas para que te parezcas más a Wall•E

Vía | Rê Byte
Sitio oficial | ToyWiz
En ZonaFandom | Especial Wall•E

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en