24 horas de sonido ambiente de la Enterprise [Frikada de la Semana]

¿Estresado? ¿Te pasas las horas en un cubículo oficinil, con el mismo cuchicheo de otros compañeros alrededor, o incluso con la música hortera del compañero de al lado? ¡Never more, Barrymore! Ambienta tu puesto, ¡pero qué digo… ambienta tu vida en general! Siéntete como un capitán de la flota estelar con estas *24 horas del sonido de los motores de la Enterprise*.

Dale al play y surca el espacio sideral en tu mente, desde la comodidad de tu hogar. Y si el formato te resulta incómodo, *puedes descargarte el mp3*, copiarlo en tu reproductor portátil, olvidarte de todas esas versiones pseudo-chill-out-de-ascensor de los Beatles y relajarte de verdad.

¿Que no eres de Star Trek? ¡No hay problema! También tenemos *10 horas del sonido del respirador de Darth Vader*. Quizás no relaje tanto, pero seguro que te motiva para no cometer errores…

Vía | Twitter de @Luisete y Twitter de Nazaret
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en