20 malas películas basadas en cómics (I)

Superman IV, en busca de la película perdida

Ya sabéis, lo dice Roberto Pastor: Iron Man, la película, está entretenida. Yo aún no puedo decir nada, porque no he podido ir al cine a disfrutarla. O a no disfrutarla.

Porque viendo cómo han salido varias adaptaciones de tebeos a la gran pantalla, uno siempre alberga pocas esperanzas al respecto. Acostumbro a mirar con recelo los anuncios de Marvel o DC que dicen: «Lo vais a flipar, vamos a hacer que vuestro personaje favorito salga en cine». Generalmente, se traducen en films decepcionantes.

Haciendo recuento, sin mirar más allá de 1980, me han salido sin problemas hasta 20 películas que considero malas adaptaciones de cómics. Comienza el recuento:



20. Superman IV (1987):

Superman IVTodo de un tremendo que resulta maravilloso. En busca de la paz es la película de Superman hecha con retales de las otras tres y con tan poco presupuesto que Richard Donner huyó por patas en cuanto vio lo que tenía que hacer. Tiene el dudoso mérito de haber acabado con la franquicia cinematográfica del Supes por un laaaaaargo tiempo y, además, es la única en la que Superman no usa gomina.

Pero, coñe, se merece el último puesto de la lista porque, aunque sea mala con avaricia, al menos puede ser disfrutable (siempre que se tengan las cervezas muy a mano). Cosa que, por ejemplo, el Superman Returns de Bryan Singer no consigue ni por asomo. Sin con la primera nos decían aquello de «creerás que un hombre puede volar», con ésta deberían habernos advertido: «creerás que Chistopher Reeve no encaja en el papel de Superman«. Con unos efectos especiales desastrosos y un guión escrito por gente que se bañó en ácido (sólo así se explicarían las inconsistencias, incoherencias y saltos narrativos de la trama), Superman IV: en busca de la paz es tan cutre que ya hay quien la empieza a adorar.

19. Daniel el Travieso (1993)

Daniel el Travieso Nunca entenderé por qué a los niños se les trata como a tontos. Debe ser que con el paso del tiempo nos olvidamos de que el sentido del humor que teníamos de pequeños era bastante blanco pero no tan inocente como parecía. Y puede también que no nos acordemos de lo mal que nos sentaba que nos tratasen como a criajos. La adaptación de Daniel el travieso hace justamente eso: trata a los niños de tontos y a los mayores de simple cajero automático («tú saca dinero, compra palomitas y gástate los euros en nuestra película, que nosotros nos encargamos de aburrirte. En serio, si se pusiera un poco más de voluntad, las películas para niños no tendrían que ser tan planas. Ni sus comedias tan soporíferas. Menos mal que en Daniel el travieso sale Walter Matthau clavando al señor Wilson, que si no…

18. Man-Thing (2005)

Man-ThingVale, hay que reconocer que cuando uno está limitado tampoco puede hacer mucho más. Supongo que cosas como ésta han sido las que han obligado a la Marvel a hacerse productora de sus propias adaptaciones. En Man-Thing nadie confió realmente como una buena película. Se le dio poco presupuesto, actores malos y un obligado tufillo a serie b que, por si fuera poco, nadie en la dirección creativa de la película supo aprovechar. Así, claro, era inviable que el proyecto saliese decente. Digno es, pero malo también. Se fue directa al mercado del DVD y la verdad es que no merecía mucho más, aunque, dentro de lo mal que pinta todo al principio, la película casi acaba aprobando. ¿Qué pensaría Stan Lee de su criaturita al verla de esta manera?

17. Barb Wire (1996):

Barb WireEstá claro que cuando haces una película con la única intención de que la delantera de Pamela Anderson sostenga la taquilla, la mejor escena que puedes sacar es ésta. ¿Que más puedes ofrecer para atraer al público? ¿Una historia sólida, algo que atraiga más allá de los atributos pectorales de la Vigilante de la Playa? ¡Para qué! Hala, ya tienes taquilla asegurada con eso. Luego, en la versión en dvd pones una pegatina en portada diciendo que tienes la versión extendida y censurada de la dichosa escena y, hala, a hacer caja de nuevo. Lástima que el resultado artístico (y no me refiero al de los pechos) es tan lamentable que tires por tierra cualquier afán de la protagonista de ser estrella de cine. Ay, Pam, ¿nadie te dijo que los cómics son cosa de frikis?

16. Ghost Rider (2007)

Ghost RiderSe que a muchos fans de Marvel esta película no les acaba de disgustar. Pero yo miro y remiro y todo me huele a fiasco. Admitámoslo: el personaje es uno de los más apetecibles visualmente. Su historia, además, podía haber dado para un guión decente, no uno que simplemente se limitase a rellenar los vacíos entre las escenas de acción y efectos especiales. Además, hay que reconocer que aquí no se escatimó en medios: contar con Nicolas Cage y Peter Fonda como interpretes no es moco de pavo.

Ahora bien, que alguien me lo explique: ¿cómo pudieron hacer ambos unas actuaciones tan mediocres? Si no les interesaba la película, ¿para qué ficharon por ella? ¿Tan necesitados andaban de dinero?

Además, más allá de las primeras escenas, ¿se acabó el presupuesto de efectos especiales? Porque la película baja de nivel vertiginosamente en ese sentido a medida que avanza el minutaje.

Y, por último, ¿cómo se les ocurre dejar la dirección en manos del mismo tipo que perpetró Daredevil? ¿No salieron escarmentados?

(Mañana seguimos la cuenta atrás)

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en